El servicio de la sociedad de la información (SSI) es todo servicio prestado normalmente a cambio de una remuneración, a distancia, vía electrónica y a petición individual.

La ley 34/2002 del 11 de julio recoge dentro de este servicio:

  • La contratación de bienes y servicios por vía electrónica.
  • Organización y gestión de subastas.
  • Gestión de compras en Internet.
  • Envío de comunicaciones comerciales.

El servicio de la sociedad de la información ha de ser una actividad económica, remunerada y que reciba ingresos.

No está dentro del SSI:

  • La publicidad esporádica.
  • Páginas de Internet personales.