Alguna vez te dijeron: 'no eres capaz, déjalo, es imposible' . Afirmo porque lo sé,porque a todos nos ha pasado.. La diferencia está entre los que se han resignado y autoconvencido de la imposibilidad de la situación y los que no. De estos hay que formar parte. De los que van con el lema: paciencia, esfuerzo, dedicación, ilusión, muchísimo trabajo y adelante! No hay objetivo ni propósito que supere a una persona persistente. Intentarlo, perder, ganar y aprender. Porque no hay mayor satisfacción que conseguir aquello que tanto se quiere, todo se puede. ¿Que no quieres? Vale. Pero nunca digas que no eres capaz, di que no lo quieres tanto como creías.

Y tú, eres capaz? 😉

Tania Garrido Cantero

1º CIA